La Economía Social en Zaragoza

25/02/2021 / Comentarios desactivados en La Economía Social en Zaragoza

Noticias

La Economía Social es un modelo económico competitivo y socialmente responsable, un modelo en el que priman las personas, que genera empleo estable y de calidad, con empresas sostenibles, igualitarias e inclusivas, firmemente comprometidas con su territorio, y que demuestran que es posible aunar rentabilidad económica y social.  

Se trata de un modelo que, por sus valores y principios, lleva tiempo marcando el camino hacia el futuro al que se deben dirigir las empresas. Un futuro que ha de estar ligado necesariamente a la primacía de las personas, el empleo estable y de calidad, la digitalización, el cuidado del medio ambiente, la cohesión social y territorial…

Verónica Lope (eurodiputada del PP) defendió con datos, en octubre de 2015, que la UE apoye a las empresas de la economía social para generar empleo.

Consiguiendo que se aprobara una Resolución del Parlamento Europeo, el 10 de septiembre de 2015, sobre emprendimiento social e innovación social en la lucha contra el desempleo. Resaltando el valor de la Economía Social y Solidaria.

La Economía Social es ya una realidad constatada, es un modelo de futuro pero que se vislumbrar en el presente, ya que en Aragón existen más de 5.000 entidades de Economía Social. Estas entidades de Economía Social dan empleo directo y remunerado a cerca de 20.000 personas. Además de realizar una labor social esencial para la vertebración del territorio, estas organizaciones muestran un elevado grado de competitividad, facturando más de 2.500 millones de euros anuales, y contribuyendo al desarrollo económico de Aragón generando un valor añadido bruto cifrado en más de 400 millones de euros.

la Economía Social y Solidaria promueve la transformación de los modelos económicos, apoyándose en la responsabilidad mutua y hacia el planeta y la solidaridad entre personas y generaciones como valores esenciales de una forma de crear empresa y hacer una economía centrada en las personas y el planeta. Estos valores conforman la base de sus principios de acción que incluyen la primacía de las personas y el objeto social por encima del capital, la reinversión de la mayoría de los beneficios en la propia entidad con el fin de garantizar su sostenibilidad, la prestación de servicios a las personas que la componen y a las comunidades locales, así como la contribución activa a la innovación social.

Las empresas de economía social tienen un gran peso en la generación de empleo y en el sistema económico. Según datos de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), estas suponen el 10% del PIB Español, más de 40.000 empresas, el 12,5% del empleo en España y más de un 40% de la población está vinculada a ellas. Además, el valor añadido de carácter social de este tipo de empresas hacia una sociedad más resiliente y reduciendo las desigualdades, es indudable.

La Economía Social ha dado muestra de un alto nivel de resiliencia, generando de manera anticíclica en época de crisis económicas empleos dignos y de calidad. Por ello, la Economía Social constituye un pilar esencial sobre el que comenzar a reconstruir Europa, apoyando la innovación social y su difusión a través del territorio, así como sistemas económicos resilientes.

Hace cinco años, el conjunto de Estados Miembros de la UE acordó promover la Economía Social y Solidaria como motor clave del desarrollo económico y social, tal y como reflejan las Conclusiones del Consejo de la UE del 7 de diciembre de 2015. El pasado mes de diciembre, en Toledo se firmó la Declaración de Toledo 2020 “La Economía Social y Solidaria como agente clave para un futuro inclusivo y sostenible” entre los que destacamos los tres primeros compromisos:

1. Aumentar la visibilidad y el reconocimiento de la Economía Social y Solidaria a través de políticas públicas, planes y acciones concretas en colaboración con las personas y entidades que la componen. En particular, urge acercar la posibilidad del emprendimiento social colectivo a las personas jóvenes y colectivos potencialmente vulnerables y en riesgo de exclusión, así como propulsar la investigación científica y la educación en Economía Social y Solidaria en todos los niveles formativos con el fin de formar a las nuevas generaciones en los valores y la viabilidad de la Economía Social y Solidaria.

 2. Promover el modelo de desarrollo económico, social y medioambiental que encarna la Economía Social y Solidaria. En especial, poner en valor su potencial de polinización mutua con el resto de modelos empresariales en base a sus valores con el objetivo de consolidar en el ámbito económico y empresarial la responsabilidad social y medioambiental y el buen gobierno.

3. Apoyar la generación de ecosistemas favorables a la Economía Social y Solidaria, propiciando la creación de sinergias entre administraciones públicas y agentes de la propia Economía Social y Solidaria. Esto incluiría la creación de marcos legales, programáticos, planes y estrategias en colaboración con las propias entidades con el fin de asegurar que se den condiciones regulatorias favorables a dicho desarrollo ecosistémico.

La Estrategia Española de Economía Social aprobada a finales del 2017 indica que uno de los objetivos es “Reforzar e impulsar los valores de la economía social, así como su proyección en la sociedad española, destacando su vocación para la generación de empleo y su enorme contribución a la cohesión social” así como “la puesta en marcha de instrumentos que impulsen a las entidades de la economía social, con especial atención a las que apoyen el empleo en los sectores más desfavorecidos y con arraigo en su territorio, todo ello con base en la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social”.

Las políticas europeas, estatales, regionales y locales de las distintas instituciones se están alineando en la elaboración de Estrategias, Planes de Impulso, Pactos por la Excelencia, entre otras denominaciones, que potencien este sector. Se está elaborandoel Plan de Acción Europeo de la Economía Social, la Estrategia Española de la Economía Social 2021-2027, se va a elaborar en los próximos meses la Estrategia Aragonesa de la Economía Social.

Zaragoza ha sido pionera con la elaboración de una Estrategia de Impulso de la Economía Social en la ciudad, aprobada en 2018 por el Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza, como herramienta de apoyo al emprendimiento en este sector, a su consolidación y competitividad, la creación de empleo y el fomento de un desarrollo económico sostenible e inteligente.

En el Acuerdo por el Futuro de Zaragoza, documento que recoge 286 medidas para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales provocadas por la pandemia de la Covid-19, y que fue firmado por fuerzas políticas y agentes sociales, recoge la medida 72:“Puesta en valor del modelo económico y de gestión de la Economía Social y su resiliencia en un momento de crisis”.

CONVENIOS ELIMINADOS EN PRESUPUESTOS 2020

Convenido con la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción AREI de importe de 1.000.000 euros. Que ha generado  un volumen de empleo para la inclusión que desde el año 2013 hasta el año 2018,  de 411 puestos de trabajo, de los cuales el 82% han sido para personas en situación o riesgo de exclusión y un beneficio social de 2.567.895,10 euros, lo que significa un retorno del 1,47 € por cada euro invertido. Además de atender  mejoras y mantenimientos necesarios en los equipamientos municipales que no se contemplan en otras contratas del Ayuntamiento y que de no realizarse con este Convenio, no se van a poder llevar a cabo, y que son necesarias para la ciudad.

“Convenio RED 2001 DE Inserción Socio-laboral. Recuperación, Transformación y entrega Social de Enseres Domésticos” que el Ayuntamiento de Zaragoza venía firmando con la Empresa de Inserción Tranviaser, S.L. desde el año 2000. Garantizando la viabilidad del proyecto para la continuidad del  trabajo de 14 trabajadores en riesgo de exclusión dado que si no aparecen explícita y inequívocamente en los  presupuestos para estos trabajadores habría una doble discriminación.

Convenio con TIEBEL para inclusión sociolaboralpara la continuidad de los itinerarios de inserción y la entrega social de ropa a personas en riesgo de exclusión derivadas de Centros Municipales.  Desde el año 2013 se han desarrollado 12 itinerarios y 2.121 pedidos de ropa.

Convenios de la Red de Economía Alternativa y Solidaria, REAS Aragón: “Centro de Recursos para la Innovación social, el desarrollo local, la economía social y solidaria y el cooperativismo”, y “Mercado Social“.  A través de los cuales se han ofrecido recursos necesarios para la creación y consolidación e impulso de tejido productivo en Economía Social y Solidaria, en la ciudad.  Que durante los últimos 5 años ha llegado a más de 1.000 personas promotoras, 400 proyectos y ha generado alrededor de 254 puestos de trabajo.

 “Convenio Amediar. Proyecto de mediación comunitaria” para el desarrollo del Servicio de Mediación en el Casco Histórico  garantizando la continuidad de prestación de servicios gratuitos para la ciudadanía, profesionales y entidades del Casco Histórico usuarios de dicho Servicio y que ha beneficiado desde 2010 hasta hoy, a más de 7.000 personas del distrito.

Asociación de Entidades “Coordinadora Aragonesa de Voluntariado” desde 1999 a través del Convenio y que contemplaba todas las formaciones relativas al voluntariado del asociacionismo y tercer sector de la ciudad, habiendo tenido una repercusión en estos años  de 3000 personas voluntarias.

CONVENIOS ELIMINADOS EN PRESUPUESTOS 2021

“Convenio Bezindalla S.C. Proyecto Comunitario Oliver, 45.000 euros” del gasto orgánico de  ACS (Acción social) consideramos que es una pérdida importante la desaparición y la no continuidad al trabajo de fortalecimiento del Barrio Oliver con los diferentes proyectos que han llevado a cabo con este convenio, como son Convida Oliver (2015, 2016), Cuéntame Oliver (2017, 2018) y Fortalece Oliver (2019, 2020).  Consideramos que es una mala decisión eliminar un proyecto que construye barrio y canaliza la gestión de convivencia del mismo.  Creemos que de igual manera que la desaparición del Convenio con Amediar el año 2020 ha mostrado que la labor comunitaria que hacía, era un elemento de pacificación y cohesión social en el barrio de San Pablo, prescindir de La Bezindalla será una importante pérdida para la realidad del Barrio Oliver.  Y alegamos e instamos al Ayuntamiento a reconducir su política social, hacía proyectos de intervención comunitaria que implican a los agentes de los barrios y proponen soluciones para mitigar las necesidades estructurales de los mismos.

 “Convenio Universidad de Zaragoza. Laboratorio de Economía social, 60.000” mostramos nuestro rechazo a su eliminación.  No entendemos las causas que hacen que desaparezca un proyecto que están contribuyendo a fomentar la Economía Social en la Universidad de Zaragoza, la comunidad educativa y la ciudadanía que se beneficia de los proyectos que se generan desde dicho Laboratorio y que quedan reflejados en las memorias publicadas y sus actividades en la web https://labes-unizar.es/ Mostramos nuestra perplejidad con  el nuevo convenio “Universidad San Jorge aplicación metodología SROI “  que parece sustituya al mencionado  y si bien no tenemos ninguna objeción a la medición de impacto,  sí queremos dejar constancia, de la experiencia del Laboratorio para  acometer esa aplicación metodológica, en cuanto a los medios públicos que puede emplear y el impacto educativo y social que puede generar.

“Convenio con A.S.E.S. (Asociación Aragonesa de Sociedades laborales y Cooperativas)” para la promoción del emprendimiento.

OPORTUNIDADES PÉRDIDAS PARA APOYAR LA ECONOMÍA SOCIAL

Con relación a la falta de compromiso con la Economía Social asumido dentro del Acuerdo por el Futuro de Zaragoza, documento que recoge 286 medidas para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales provocadas por la pandemia de la Covid-19, y que fue firmado por fuerzas políticas y agentes sociales, y donde se recoge en la medida 72: “Puesta en valor del modelo económico y de gestión de la Economía Social y su resiliencia en un momento de crisis”.

Reclamamos una apuesta presupuestaria específica para la presencia de la Economía Social y Solidaria en los ámbitos de emprendimiento y del propio fomento de la Economía social, desde los actores pertenecientes a este sector y en este sentido mostramos nuestra decepción al no encontrar ningún recursos para ello y sí encontrar el convenio de Ciudad Inteligente “CIN 2411 48900 Convenio CEOE Promoción Emprendimiento” y el Convenio en Empleo y Fomento Empresarial “ FOM 4391 41303 O.A I.M.Empleo y Fomento Empresarial: Convenio economía circular y social CEPYME”

PROPUESTAS PARA EL DESARROLLO DE LA ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA (ESS)

Desarrollar una Estrategia de impulso de la ESS en Zaragoza que responda a la defensa de los derechos humanos, laborales y medioambientales, especialmente en los objetivos referidos a la producción sostenible, el consumo responsable, la lucha contra la pobreza y la desigualdad, la igualdad de género y la lucha contra el cambio climático. Una Estrategia que concrete bien los pasos a dar priorizando objetivos, y evaluando resultados para el desarrollo de la ESS en diferentes ámbitos. 

Ayudas, subvenciones y flexibilización fiscal: Se promoverá la Economía Social, con medidas concretas, como pueden ser la discriminación positiva a favor de las entidades de Economía Social en la contratación pública, líneas de ayudas generalistas, así como ayudas específicas para este tipo de entidades y sus organizaciones, y apoyo para el establecimiento de beneficios fiscales en las actuaciones a las mismas. 

Contratación pública responsable (CPR). Plan de Desarrollo del Fomento de la CPR con una primera fase de capacitación e implementación en varios ámbitos de la Administración Autonómica y Local. Plan de formación a corto y medio plazo para capacitar tanto para personal de Administración, grupos políticos y entidades de la ESS

Medidas sociales, de educación y de fomento del empleo.

 Garantizar el trabajo de la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (AREI) como catalizador de todo el trabajo de las Empresas de inserción, dando estabilidad a su estructura para que coordine el sector y lo impulse y acelere.  Formación y capacitación en el empleo desde las Empresas de Inserción y Centros especiales de Empleo para generar empleo digno y ahorrar en costes sociales del desempleo y la falta de empleabilidad.

Inclusión de las fórmulas cooperativas (y en general de ESS) en los programas de reindustrialización, impulso empresarial y emprendimiento del Ayuntamiento de Zaragoza (Zaragoza Activa y Zaragoza Dinámica) apostando por los sectores estratégicos de las energías renovables, la rehabilitación ecológica de edificios, la reutilización, reciclaje y gestión de residuos, y por la relocalización de la producción de bienes esenciales (sanitario, textil, alimentario, tecnológico…). Para ello contar con la presencia de los agentes CEPES Aragón y Reas Aragón como impulsores de la Economía Social y Solidaria.

En estos momentos de crisis, detectar las transmisiones de Empresas (relevo generacional) y empresas y entidades con problemas de supervivencia a través de procesos de recuperación y transformación empresarial hacia figuras de la ESS.   A través de un servicio específico coordinado desde CEPES Aragón y Reas Aragón.